El 2020 ha sido una montaña rusa

0 465

Me uní a nuestros nietos en una montaña rusa, a petición de ellos. El viaje fue lleno de sube y baja, y todo ocurría en una velocidad rápida. La moción delantera fue manejable porque podía ver la dirección hacia dónde íbamos. Llegamos a un punto donde las cosas fueron más lentamente y pararon. Comenzamos a movernos en moción hacia atrás y aparentaba estar fuera de control.

Esta parte del viaje me quitó la respiración completamente.

El 2020 ha sido una montaña rusa. Las decisiones hechas han sido difícil y desafiante para la iglesia. Nos hemos movido hacia delante y hacia atrás tratando de navegar la expectativas y realidades con respecto a nuestras vidas e iglesias. Hay veces hemos hecho progreso hacia delante y entonces hemos tenido esa moción en reversa que cambien los planes en manera rápida.

Estoy agradecido por el liderazgo continuo de nuestros pastores durante estos días de montaña rusa. Estos hombre de Dios han provisto cuidado espiritual para la iglesia en maneras asombrosas. Te animo a continuar levantando y animando a nuestros pastores y líderes en oración mientras ministran a la iglesia, comunidad, y vida.

La Escritura nos enseña acerca de este tiempo de necesidad:

Hebreos 4:16- “Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.”

Estoy agradecido que tenemos un sumo sacerdote, nuestro abogado con el Padre, Jesucristo el Señor, a la mano derecha de Dios haciendo intercesión por nosotros. Los creyentes son invitado e instruido a venir audazmente en oración y así experimentar misericordia sobre misericordia y gracia sobre gracia.

La montaña rusa continúa pero tenemos confianza en el Rey de Reyes Señor de Señores, Jesucristo, El Salvador y Redentor eterno e inmutable.

Leave A Reply

Your email address will not be published.