La Convención Bautista de la Florida se une para ayudar a los niños desplazados

41

La Iglesia Bautista Northside en Hialeah es conocida como “una iglesia que practica el amor” y a través de su colaboración con His House Children’s Home está haciendo realidad su lema. Desde hace unos cuatro meses la iglesia ha recibido en su servicio de adoración a unos 90 niños y niñas adolescentes procedentes de His House International. “Esta ha sido una bendición que no esperábamos!” dice el pastor Alberto Ocaña.

Fue un antiguo miembro de esta congregación, quien también trabaja para His House, quien hizo los arreglos para que esto ocurriera. El pastor Ocaña nos comenta que “anteriormente ellos participaban en el servicio de adoración del domingo con otra congregación pero el personal y los niños han sentido el calor de nuestra bienvenida y la atención que les hemos brindado y han pedido continuar asistiendo”.

His House Children’s Home es una organización religiosa, privada y no lucrativa, dedicada a proveer a los niños bajo custodia del gobierno de un entorno seguro y hogareño. His House también se ocupa de cuidar de los niños que llegan al país sin sus padres, huyendo de sus países de origen debido a la falta de un hogar, la violencia de las pandillas, la pobreza y el abuso.

Los niños y niñas que asisten a I.B. Northside los domingos vienen de países en Centro y Suramérica como Guatemala, El Salvador, Ecuador y Bolivia. Algunos tienen antecedentes de fe personal o en sus familias pero la mayoría no y ante esta realidad la iglesia se movilizó rápidamente para acomodar y comenzar dos nuevas clases de enseñanza bíblica y así poder ministrar a sus necesidades espirituales específicas.

“Ellos han hecho un increíble recorrido para llegar a este país” nos dice Noel Morera, maestro de los niños en la Escuela Dominical, “y mi tarea principal es compartir con ellos el Evangelio y el amor de Cristo”. Diez niños y cinco niñas han sido bautizados en este tiempo. Una de las preguntas que más frecuentemente los niños hacen a Morera es “por qué estoy en esta situación?” y esta es por cierto una pregunta difícil de contestar, pero él ha encontrado que yendo con ellos a través del libro de los Hechos sus preocupaciones y ansiedades se ven aliviadas mientras aprenden de las dificultades que los primeros cristianos enfrentaron. “Para algunos dormir ha sido difícil porque tienen muchas preocupaciones y temores , pero yo les digo que Dios está en control y eso los ha ayudado a ellos”.

El pastor Ocaña comparte que “uno de los desafíos que esta situación ha traído a la iglesia es el espacio para acomodar las dos nuevas clases. Los niños fueron acomodados en los gazebos exteriores mientras las niñas lo hacen en espacios climatizados interiores y compramos 100 nuevas sillas plegables para que pudiesen estar sentados con comodidad durante sus clases”.

La Convención Bautista de la Florida ha venido a respaldar este esfuerzo de IB Northside con una ofrenda que ayuda a cubrir los gastos de servir almuerzo cada domingo. “El pastor Ocaña me mostró el ministerio a estos niños y esto fue realmente impactante ver cómo la iglesia los ha acogido”, dice Al Fernández, Catalítico para la Region Sureste de la FBC. “No solamente los han acogido sino que también los alimentan.”

“El resultado de esta expresión de amor de la Iglesia Northside hacia los niños de His House es incalculable”, continúa Fernández, “Ellos quizás pueden quedarse o regresar a sus países pero sus vidas han sido cambiadas para siempre por el Evangelio.”

Por Keila Diaz, Convención Bautista de la Florida, Agosto 6, 2018.

Traduccion por Rafael Gregorich

Leave A Reply

Your email address will not be published.