Una palabra del Dr. Green…

¡Celebro los recientes esfuerzos unificados de las iglesias hispanas del área de Miami con Iglesias en el área de Kissimmee! El impacto de los estimados 300,000 individuos relocalizando de Puerto Rico a esta parte de Florida Central tiene implicaciones enormes para ministerio. El compromiso de la Convención Bautista de Florida de estar “Al Lado Tuyo” proveyó recursos para que las iglesias locales se unieran para un día de “Sirviendo a la Comunidad”. Tuve el privilegio de personalmente ver este tiempo increíble de ministerio del Evangelio. En una manera sin precedentes, 11 iglesias del Sur de Florida subieron con 18 iglesias de Florida Central para proveer cientos de voluntarios para servir con aquellos que han llegado a esta región de Florida.

El impacto de este día de ministerio ya ha sido realizado a través de 32 profesiones de fe, conversaciones del Evangelio, amando a otros, y seguimiento a través de información lograda por este esfuerzo. Este fin de semana proveyó una plataforma y puerta abierta de ministerio que ninguna persona puede cerrar. Estamos agradecido a Gateway High School por proveer el local para “Sirviendo a la Comunidad” y a muchos que se asociaron para donar recursos en este esfuerzo sagrado. La belleza de este día de ministerio es que ministerios específicos y alcance intencional continuará hacia nuestros nuevos vecinos.

El equipo de alivio de desastres de la Convención Bautista de Florida proveyó comidas que fueron servidas a través del evento y entregadas en locales donde muchos individuos están actualmente viviendo. Las iglesias sirvieron a través de oración, adoración, ánimo, y actividades para niños. Este esfuerzo colaborativo no es el fin de este tipo de ministerio unificado. Las iglesias en Florida Central están planificando recíprocamente un día similar de ministerio en el Sur de Florida. Es bello observar el Cuerpo de Cristo sirviendo con un corazón de reino sin importar reconocimientos individuales.

Les urjo a continuar orando por iglesias en Florida Central que están ministrando a las multitudes que se han relocalizado a sus ciudades y comunidades. Estoy agradecido por las iglesias locales uniéndose en este fuerzo masivo de alcanzar a personas con el Evangelio de Jesucristo. ¡Este ejemplo de servicio fiel nos recuerda que siempre somos mejor juntos! ¡Gracias, de parte de los Bautistas de Florida, por continuar este ministerio importante a nuestros nuevos amigos!